Evaluaciones y sueldos 360° para el logro de una cultura de meritocracia y equidad

¿Qué es la meritocracia en el trabajo? En una meritocracia corporativa, todos tienen el derecho de expresar opiniones y son constantemente motivados a comunicar sus ideas abiertamente y a partir del desempeño son aplaudidos por sus méritos. Es importante recalcar que meritocracia no es democracia, cuentan con el derecho de compartir sus ideas y son escuchadas aquellas de quienes van más allá de sus responsabilidades en el puesto y que proponen ideas que impactarían o han impactado positivamente a su equipo y a la compañía.  Han creado una reputación tanto por las propuestas dadas como por los resultados obtenidos en su trayectoria y para aplicar un sistema meritocrático es necesario saber exactamente cuáles son las metas, objetivos y valores esperados de las personas para poder determinar la evaluación de los méritos y recompensas.

 

Ejemplos claros donde la meritocracia impacta y beneficia

Imaginemos 2 organizaciones, en la primera tanto nosotros como otros dos compañeros tenemos el mismo puesto y contamos con las mismas responsabilidades. En esta organización no tienen bien definidos los objetivos, lo que valoran y es difícil saber si estamos cumpliendo con las expectativas tanto cuantitativas (KPIS) como cualitativos (desempeño 360°) y es algo confuso si vamos bien o no.

Fue una sorpresa cuando a uno de nuestros compañeros le rescindieron el contrato laboral, aun cuando en resultados cuantitativos había logrado ventas mientras que el otro compañero no. Esto nos causó incertidumbre, no preguntamos y no se nos aclaró las razones de lo sucedido, pero continuamos trabajando y creyendo que estamos haciendo lo mejor en nuestro puesto.

Se acercaba fin de año y esperábamos que para el periodo de incrementos pudieran aumentarnos más que sólo la inflación a partir del gran trabajo que creemos que hemos hecho. Nuestra sorpresa fue en la posada, cuando a varios de nuestros compañeros que son los más difíciles de trabajar porque no te tienden una mano o se quedan con todo el conocimiento y no son colaborativos, los reconocieron y aplaudieron por haber roto la cuota (resultados cuantitativos).

Parece que en esta empresa lo único que desean es que llegues a los resultados, sin importar el camino. Me siento desmotivad@ porque no creo que vaya a tener un aumento a pesar de creer que me desempeñó correctamente y no tengo claro qué esperan de mí, qué tengo que hacer para que me aplaudan o pueda recibir un aumento.

 

En la segunda empresa, ingresamos a ella y se nos clarificó desde el primer día, los objetivos corporativos, valores organizacionales, nuestro rol, responsabilidades, indicadores y que sí contamos con un excelente desempeño tanto cuantitativo (en KPIS) como cualitativo (viviendo los valores y la cultura de la organización) podremos obtener un incremento al inicio del año entrante.

Trabajamos proactiva y productivamente, tenemos una reunión mensual con nuestro supervisor para recibir retroalimentación. Cuando pedíamos ayuda nos la daban y hacíamos lo mismo con nuestros compañeros. Me sentía tranquil@ porque tenía claridad al 100% de lo que esperaban de mí y si sí lo estaba cumpliendo o no.

Mis otros compañeros que, a pesar de ser muy buenos, no congeniaban con la cultura poco a poco decidían cambiarse de organización ya que a pesar de que llegaban a los resultados batallaban con la cultura, la empresa buscó apoyarlos con capacitaciones, herramientas y demás (planes de desarrollo) pero prefirieron desertar.

Fue una gran y grata sorpresa al leer los resultados de mi evaluación 360°, el darme cuenta de lo que opinan mis clientes internos, mi equipo y mi líder me brindó información para seguir impulsando mis fortalezas como para llevar a cabo planes de acción para mis áreas de mejora. Sé que, a partir de estos resultados, Dirección y el área de capital humano cuenta con la información necesaria para los incrementos. Me siento motivad@ a seguir mejorando y a seguir impulsado mi mejor versión porque sé que en esta compañía valoran cuando vamos más allá de lo que se nos pide y que buscan la equidad entre todos nosotros a partir de nuestros resultados tanto de indicadores y principalmente en la vivencia de valores y de cultura.

 

Una de las principales tendencias de Capital Humano que reporta la encuesta de 2020 LinkedIn, el análisis de datos de la gente, un 85% considera que el análisis de datos es altamente importante para el futuro del área de Capital Humano, y actualmente 68% de los encuestados ya lleva a cabo un análisis del desempeño de sus colaboradores y aumentará un 14% en los próximos 5 años.

Con el módulo de Evaluaciones 360° de Talentry, toma el control para configurar la evaluación de acuerdo con lo que tu organización valora cualitativamente (Valores, prácticas, competencias…) y a partir de esta información, toma decisiones objetivas, equitativas y precisas para los planes de desarrollo de tu equipo como para fomentar la cultura deseada. ¡En tu empresa hay mucho talento, cultívalo!

 

¿Te gustaría conocer más sobre el módulo de Evaluaciones 360°?

Escríbenos a mercadotecnia@tesselar.mx, o bien, entra aquí para más información.

 

Escrito por: Yuriko Yubi


Déjanos un comentario